Cine Raro.es

Domingo de Autoayuda:
Sé un Buen Hombre

(Cineraro.es no se responsabiliza de las opiniones expresadas en este artículo publicado por Andrew Anglin en The Daily Stormer el 8 julio, 2018 ni tampoco comparte la totalidad de ellas).

(Traducción: Luis Castillo, 10 julio, 2018.
Correcciones: José Luis Alonso)
Tweet


Un buen hombre es la clase de hombre admirado por los demás hombres, que les inspira y les hace querer ser cómo él. Es el tipo de hombre del que los hombres quieren ser amigos. Es el tipo de hombre que tiene éxito.
Deseas poder estar orgulloso de ti mismo. Y quieres saber que los hombres de calidad te respetan. Quiero señalar algunas cosas básicas que debes hacer para ser un buen hombre. Algunas te costarán más que otras. Y nunca serás perfecto. Nadie lo es. Pero estas son las cosas que hacen a un buen hombre.


Hazte responsable de tu propia vida
Ninguno de nosotros tuvimos el poder de elegir las condiciones de su propio nacimiento y algunos entre nosotros estuvimos más estancados que otros por nuestra circunstancia individual. Pero, en última instancia, no puedes culpar a nada de lo que te haya pasado ni a nada que estuviera fuera de tu control por quién eres y por cómo vives tu vida. Debes asumir la responsabilidad de cada aspecto de tu vida, porque incluso si otras personas causaran problemas en tu vida, nadie más que tú los solucionará. Nunca culpes a otras personas por tus problemas personales.


Vive sano
Ve al gimnasio y come bien. No tienes que estar súper musculado, pero tener sobrepeso es mostrar al mundo entero que te falta autocontrol y no te respetas a ti mismo. Nadie puede respetar a un hombre que no se respeta a sí mismo. Además, tu masculinidad está muy ligada a tus niveles de testosterona, que están muy ligados a tu cuerpo. Estar sano es el primer requisito previo para ser un buen hombre.
Como regla general, no uses esteroides. Parte de tu entrenamiento deben ser las artes marciales, porque saber cómo pelear, incluso si nunca peleas, aumenta la confianza en ti mismo.


Cuida tu apariencia
La forma en que te vistes y te arregles es el segundo signo más visible de autoestima. Siempre debes verte tan bien como puedas. Eso no significa que tengas que usar traje siempre, pero sí significa que siempre debes ser consciente de cómo te ves y siempre debes vestir apropiadamente. Si te vistes como un idiota, todos lo ven y todos te juzgan en función de eso. Corta tu pelo a menudo y si tienes vello facial, mantenlo bien arreglado. Dúchate y cámbiate de ropa siempre que lo necesites. Repasa mi publicación sobre la moda para obtener más información sobre este tema.


Conoce sobre todo lo que puedas
El aprendizaje es de importancia vital para ser una persona exitosa. El conocimiento es siempre poder. Mientras más conocimiento tengas, mejor podrás pensar y analizar situaciones de la vida.
Nunca se puede saber demasiado. Pero tampoco puedes saberlo todo. Debes enfocarte en aprender cosas que te interesen primero, y esto creará más intereses en ti a medida que tu cerebro y tu psique se desarrollen. La lectura es la forma ideal de aprendizaje, aunque no me opongo a usar medios audiovisuales también.


Mantén tu palabra
Si dices que vas a hacer algo, hazlo. No seas un impresentable. No hagas compromisos que no puedas cumplir.


Sé cortés
No hay ninguna razón para ir por la vida buscando confrontación. Demuestra inseguridad. Es por eso que las personas de baja estatura son tan estereotípicamente conocidas por ser demasiado agresivas. Un comportamiento tranquilo denota masculinidad en el sentido en que indica que te sientes seguro y controlas la situación. Esto no significa ser una putita.


Controla las situaciones.
En cada situación social humana, hay una jerarquía de poder. Tú o alguien que conoces, en quién confías, a quién ves como a un hermano, debe tener el control de cada situación social en la que te encuentres. Está perfectamente bien abdicar del control de una situación a otro hombre, pero debe ser alguien en quien confíes.
Si no sabes quién tiene el control de una situación o si no ves que cada interacción social se basa en una jerarquía de poder, entonces no tienes el control de esa situación. En la mayoría de las situaciones modernas del occidente, los hombres le dan el control de una situación a una mujer. No hagas eso jamás. Si la mujer es enérgica al intentar controlar la situación, y no puedes usar el lenguaje verbal y corporal no agresivo para controlar la situación, ella es una criatura furiosa e histérica con la que no deberías encontrarte en una confrontación. (Si se ve obligado a interactuar con dicha criatura debido al trabajo o a alguna otra cosa, minimice la comunicación tanto como sea posible).


Sé Asertivo
En el fondo de controlar de una situación está la asertividad (esto no debe confundirse de ninguna manera con la agresión). No deberías esperar que alguien te guíe. Y nunca deberías dejar que la gente te presione. Eso no significa que debas involucrarte en peleas físicas, vivimos en sociedad. Además, recurrir a iniciar la lucha física (o amenazas de tal), implica una incapacidad para manejar la situación de una manera social con tu personalidad. En una sociedad (a diferencia de una zona de guerra) uno solo debe usar medios físicos para terminar una confrontación física que ha sido iniciada por otra persona.
Deja en claro a quienes te rodean que obtendrás lo que necesitas de una situación hablando directamente, haciendo contacto visual y utilizando un lenguaje corporal abierto.


Sé Confiable
Si un hombre te dice algo confidencialmente, nunca habrá una situación en la que esté bien romper esa confianza, incluso si se convierte en tu peor enemigo. Romper la confianza es una señal muy cierta y clara de carácter débil.


Sé Honesto
No mientas a tus amigos. Haz una norma de ésto. Incluso sobre pequeñas cosas. Tienes que mentirle a las mujeres, por supuesto, pero con amigos varones, siempre debes tratar de ser lo más franco y abierto posible. Si te preguntan algo que no quieres responder, simplemente di que no quieres contestar. Mentir es una señal de poco carácter y, aunque las pequeñas mentiras no parecen importar, pueden llevar a la costumbre mentir.


No participes en chismes
El chisme es el reino de la mujer. No te involucres en chismes. La vida personal de otras personas solo vale la pena discutirla si sus aspectos te afectan directamente a tí o a tu gente.


Nunca creas que ninguna mujer es superior a ti
La biología ha determinado que los hombres son superiores a todas las mujeres. Nunca deberías ver a una mujer como superior a ti. Eres mejor que ella porque eres un hombre y los hombres son superiores a las mujeres. Hay muchos hechos que lo demuestran: los hombres son más fuertes, más inteligentes, más creativos, más morales y capaces de pensar conscientemente y tomar decisiones racionales basadas en la lógica y la razón más que en el instinto, pero finalmente se debe al hecho de que los hombres no necesitan mujeres, pero las mujeres sí necesitan hombres.
Nunca creas que necesitas una mujer. Y nunca, bajo ninguna circunstancia, creas que una mujer tiene el derecho de juzgar tu valor o que un juicio realizado por una mujer sobre ti tiene algún valor. Las mujeres existen solo para servir a los hombres. No tienen otro propósito. Recuerda esto en todas tus interacciones con ellas.


No Seas Impulsivo
La impulsividad es un rasgo asociado con la diversión en la cultura moderna, pero es un signo de debilidad. Siempre debes comportarte de una manera segura, con decisiones pensadas.


Sé Decisivo
El contrapunto a la falta de impulsividad es la decisividad. Debes estar seguro de tus acciones y debes cumplir con las decisiones que has tomado, a menos que algún factor en la situación cambie o que se te proporcione nueva información que te obligue a reevaluar la decisión inicial.


Sé social
Las personas tienen diferentes tipos de personalidad y algunas son más introvertidas que otras. Sin embargo, debes trabajar para ser social, en el sentido de que quieres ser el tipo de persona con cuya proximidad otras personas disfrutan y se siente cómodas. No tienes que ser el alma de la fiesta para que otros se sientan cómodos a tu alrededor y disfruten de tu compañía. Debes comprender el lenguaje verbal y corporal y usarlo de tal manera que seas bien recibido.
Si tienes problemas de ansiedad social, como muchos jóvenes de hoy en día, simplemente tienes que superarlo. Las personas socialmente incómodas hacen que los demás se sientan incómodos y este es un círculo vicioso donde la persona torpe se vuelve más introvertida y socialmente inadecuada en respuesta a las reacciones que provoca en los demás. Tienes que obligarte a ti mismo o te meterás en una espiral.


Mantén tus vicios al mínimo
Las personas tienen vicios. Sería ideal no tener ninguno, pero dada la situación de la modernidad, es probable que la mayoría de las personas tenga uno. Esto incluye no solo las drogas y el alcohol, sino los medios de entretenimiento sin sentido y otras costumbres electrónicas, una fijación compulsiva con el sexo, una fijación con productos de consumo en gran medida inútiles, alimentos azucarados o no saludables. Mantente lo más limpio posible.


Ten solo las cosas que necesitas
No deberías ser un coleccionista de objetos. La mayoría de los objetos no sirven para nada. Coleccionar adornos no es forma de vivir. Los objetos inútiles se convierten en una carga para una persona. Cada objeto que posees debe tener un propósito. Los objetos sentimentales son una indulgencia, que generalmente no es útil (aunque una excepción son los objetos que se transmiten de generación en generación). Debes sentir siempre que, si lo necesitaras, podrías meter todo lo que necesitas para vivir en una sola maleta.


Aprende a juzgar el carácter de los hombres
Es muy importante ser capaz de calificar el valor de los hombres, para evitar rodearte de hombres que tienen poco carácter. Casi siempre deberías juzgarles por los mismos estándares que te juzgas a tí mismo y cuanta mejor personalidad tengas, mejor serás juzgándola en los demás


No te involucres con personas venenosas o vampíricas
El comportamiento es contagioso. Siempre asumirás los rasgos de comportamiento de las personas con las que te rodeas, de un cierto grado. Solo debes rodearte de buenos hombres y mujeres que estén bajo tu control.
Algunas personas existen para alimentarse de tu energía. Aunque esto es tradicionalmente un comportamiento femenino, hay hombres que también lo hacen. Te harán perder tu tiempo y te consumirán. Hay muchas formas en que las personas hacen esto, pero si lo entiendes como un concepto, podrás determinar si alguien de tu círculo de amigos es esa persona.
Esta es una situación complicada con familiares directos. Soy de la opinión de que, salvo las situaciones más extremas (que sí existen), tus padres y hermanos son personas con las que siempre debes mantener una conexión, incluso si las has identificado como venenosas. Sin embargo, puedes y debes limitar tus interacciones con ellos si están dispuestos a drenarte o hacerte daño.
Para estar rodeado de hombres que harán cualquier cosa por ti, debes ser el tipo de hombre que haría cualquier cosa por sus amigos.


Sé generoso
Pagar las comidas de las personas es una demostración de poder y es algo que se respeta. Ser mezquino es un signo de debilidad y es considerado patético. Si estás cenando o tomando algo con un amigo, di Voy a pagar ésta, puedes pagar tu la proxima y pague la factura completa. Si él es el tipo de hombre con el que deberías cenar o beber, lo honrará.
Dividir la cuenta es un concepto nuevo. Las camareras no solían preguntar si quieres una o dos cuentas si estás sentado con un amigo cenando o tomando algo, porque en una sociedad socialmente sana se da por supuesto que uno u otro pagarían la cuenta entera. De nuevo, no dejes que se aprovechen de ti, pero esto no sucederá si no permites que personas venenosas entren en tu vida.


No hables de lo que no sabes
Todos hemos estado cerca de personas que hablan sin saber. Este es un comportamiento muy malo, que hace que una persona parezca poco seria o incluso absurda. No hay que avergonzarse de desconocer, abstenerse de ofrecer cualquier opinión o cuando se le pide una opinión que diga No me siento capacitado para hablar de eso, porque no sé lo suficiente sobre el tema.


Escucha a los demás cuando hablan
No hay nada más irritante que hablar con una persona y sentir que no está escuchando lo que estás diciendo, y simplemente está esperando su turno para hablar. Deberías escuchar a los demás cuando hablan. Si lo que ésta persona dice no tiene valor, entonces no deberías estar hablando con esa persona.


Honra tus Contratos y tus Votos
Esta es una extensión de mantener tu palabra. Si haces un contrato, escrito o verbal, cúmplelo, porque un contrato está respaldado por tu honor. Esto incluye votos matrimoniales. La infidelidad es un defecto extremo de carácter. Si engañas a tu esposa, te estás traicionando a ti y a tus hijos y estás sacrificando tu honor personal.


No tengas novia
El amor romántico es una función hormonal de los jóvenes adolescentes. Los hombres adultos que participan en este comportamiento están en el mismo nivel que los que juegan con camiones de juguete. Hay dos razones por las cuales un hombre interactuaría socialmente con una mujer:
- Él está tratando de tener sexo con ella.
- Él está tratando de casarse con ella y producir hijos con ella.
Si estás interactuando con una mujer por cualquier otra razón, estás perdiendo tu tiempo. No necesitas una a mujer para ser su amigo y compañero de cuarto, como generalmente es el concepto moderno de una “novia”. Esto es patético.
Entonces cualquier mujer con la que interactúes debería ser para:
- Intentar tener relaciones sexuales con ella con el menor gasto de energía posible.
- Entrevistarla como una posible madre de sus hijos.

Entiendo que parte del paradigma social moderno es que una mujer se convierte en tu novia y luego puede convertirse potencialmente en tu esposa. Obviamente no apruebo esto, y preferiría un marco tradicional en el que un padre te da a tu hija virgen para el matrimonio, pero no soy tan tonto como para creer que tal cosa es posible.
Entonces, si te echas novia como parte del proceso de avanzar hacia el matrimonio, como es costumbre, no hay vergüenza en ello. Pero solo debes hacerlo en situaciones en las que realmente crees que hay una gran probabilidad de que esta relación resulte en matrimonio e hijos.
(Un tema para otro momento es proteger tus bienes de una mujer con la que te casas, ya que es un tema importante, pero solo lo mencionaré: hágalo. Habla con abogados y asegúrate de que esta mujer no pueda robar tu dinero en un divorcio. También debes estar preparado para obtener la custodia de los niños, y absolutamente debe colectar kompromat sobre tu esposa que se puede presentar ante el tribunal en tal situación. Sé que es difícil de escuchar. Pero esta es simplemente la realidad en la que vivimos. No vivimos en una caricatura de Disney).
Satisfacer las necesidades sexuales básicas fuera del matrimonio se hace mejor mediante el uso de prostitutas, aunque entiendo que esto es ilegal en todos los países feministas. Los encuentros sexuales casuales con personas que no son prostitutas no deben involucrar más emoción que la que implica un encuentro sexual con una prostituta.


Trabaja duro y sé orgulloso de tu trabajo
Entiendo que es difícil encontrar trabajo bueno o significativo en esta edad. Pero si no lo haces, tu vida será mucho más difícil.
Deberías tener un trabajo del que puedas disfrutar y del que te sientas orgulloso. Y debes hacer lo necesario para obtener ese trabajo, ya sea que vayas a la universidad o a una escuela técnica, y participar en el tipo de redes sociales necesarias para llegar allí. Con toda probabilidad, tendrás que trabajar en trabajos que no disfrutes para poder acceder a un trabajo que sí disfrutes. Pero debes ponerte a ello, hacerlo lo mejor que puedas y estar orgulloso de tu labor.


Gana dinero
El dinero importa. Suponiendo que se gane con honestidad, es el indicador principal de tu valor como hombre. Debes planificar tu vida desde una edad temprana para crear una situación en la que puedas ganar dinero. Debido al globalismo y varios otros factores involucrados en el post-industrialismo, a menudo es muy difícil ganar dinero. Pero si puedes convertirte en un buen hombre, de acuerdo con todas las medidas enumeradas anteriormente, podrás ganar dinero.


Conclusión
Estas son todas las cosas en las que tienes que trabajar. Tendrás que trabajar en unas más que en otras. Y entiende: nunca serás perfecto. Cometerás errores, siempre tendrás demonios personales con que luchar. La vida de un hombre debe ser un estado continuo de crecimiento y desarrollo, hasta el final. Siempre puedes ser mejor de lo que eres.
Al escribir todo esto, yo mismo estoy mirando las partes donde necesito mejorar. No inicié conscientemente este viaje hasta que tenía veintitantos años, y ahora, cuando entre en la mitad de los treinta a finales de este mes, soy diez veces el hombre que era entonces. Y planeo que cuando llegue a mis cuarenta y tantos años, seré diez veces más el hombre que soy ahora. El objetivo es ser consciente de tí mismo. Es conocerte a tí mismo, conocer tus fortalezas y debilidades y siempre seguir trabajando para hacerte un mejor hombre.

Voy a repetir: el primer paso es asumir la responsabilidad de tu propia vida.
Tienes que hacerlo o nada más será posible.